Banner

sábado, 14 de febrero de 2015

San Valentín: Payasos psicóticos y las mujeres que los aman


"Si no recuerdas la más ligera locura en la que el amor te hizo caer, no has amado". Esta frase fue firmada por un maestro de la literatura amorosa como William Shakespeare, pero bien la podría haber pronunciado Harley Quinn, la novia del Joker, uno de los personajes de cómic más adecuados para tratar el día de San Valentín en relación con el noveno arte.

Y es que, precisamente un 14 de febrero de 1994, Paul Dini y Bruce Timm, de la mano de DC Comics, lanzaron el primer tomo de 'Batman: Amor loco', una novela gráfica que supuso la primera aparición en papel de Harley Quinn, la novia del Joker.

Harleen Frances Quinzel, rebautizada por el Joker como Harley Quinn por su parecido fonético con "arlequín", nació como un personaje de animación secundario en la serie televisiva de Batman, logrando un gran éxito entre el público y tomando un mayor protagonismo en la producción progresivamente.

La historia de Harley, una joven psiquiatra que se enamoró del Joker en el hospital de Arkham para acabar uniéndose a él en sus actos delictivos, encandiló a los telespectadores, y su demente personalidad le permitió hacerse un hueco en los cómics de Batman, donde ya se ha convertido en un personaje habitual. De hecho, Quinn será parte importante de 'El escuadrón suicida', una esperada película de los villanos de DC en la que participarán actores como Jared Leto (Joker), Margot Robbie (Harley Quinn) o Will Smith (Deadshot).

Sin duda, la confirmación de Quinn como una figura imprescindible en el universo de Gotham llegó con 'Batman: Amor loco', una publicación que acabó ganando el Premio Eisner de 1994 a la 'Mejor historia individual' y estableciéndose como la doceava mejor novela gráfica de la saga de Batman. No en vano, la web especializada IGN Comic llegó a afirmar que "'Amor loco' tiene todo lo que un cómic debería tener".

Empleando el mismo trazo que la serie de animación, 'Batman: Amor loco' narra los orígenes de Harley Quinn y su tormentosa relación con el Joker, en la que se cuelan ciertas reflexiones acerca de la locura en el amor. Así, presentado bajo el slogan "Payasos psicóticos, asesinos en masa y las mujeres que los aman", el cómic de Dini nos muestra la visión de una Harley Quinn que enloquece por amor al Joker y que, a pesar de los continuos problemas que su influencia representa para ella, no puede hacer otra cosa que desearlo perdidamente.

En el fondo, la loca historia de amor de Harley Quinn es la misma que la de la mayoría de los que ahora celebran San Valentín, resumida en aquella reflexión de Woody Allen en 'Annie Hall' sobre el chiste de los huevos:

"Un tipo va al psiquiatra y le dice: "Doctor, mi hermano está loco. Cree que es una gallina" Y el doctor le responde: "¿Por qué no lo mete en un manicomino?". Y el tipo le dice: "Lo haría, pero necesito los huevos". Pues eso, más o menos, es lo que pienso sobre las relaciones humanas, ¿saben? Son totalmente irracionales y locas y absurdas, pero... supongo que continuamos manteniéndolas porque, la mayoría, necesitamos los huevos".

Por Diego Callejón