Banner

viernes, 22 de mayo de 2015

El Corán manga


Los atentados de 'Charlie Hebdó', con algunos de los dibujantes supervivientes renunciando a volver a dibujar al profeta Mahoma, rescataron la vieja polémica alrededor del respeto o la censura, que sirvió también para recuperar la tradición dentro de los países árabes. En Japón, un país que con las muertes de periodistas a manos del ISIS se ha enfrentado por primera vez de manera directa al terror islamista, la aparición una versión manga de 'El Corán' suena a osadía. Otra cosa es que no está claro que esta particular adaptación del libro sagrado de los musulmanes vaya a ver la luz fuera del país del Sol Naciente.

Se trata de la última entrega de la colección 'Dokuha' de la editorial East Press, creada en 2007, que ha adaptado al manga diversas obras clave de la Filosofía y la cultura, desde 'El capital' hasta 'La divina comedia' pasando por 'La Biblia' -en tres entregas, dos para el 'Antiguo Testamento' y otra para el Nuevo- y 'El Libro del Tao'. También levantó polémica en su momento la adaptación de 'Mi lucha' de Adolf Hitler. En total ya son 133 las entregas publicadas en Japón de diferentes adaptaciones.

En España la editorial Herder ha traducido al castellano y editado todas las obras anteriormente mencionadas excepto la del libro de Hitler, además de las versiones 'manga' de 'El Príncipe' de Maquiavelo, 'Así Habló Zaratrusta' y 'El Anticristo', de Nietszche, 'El arte de la guerra' de Zun Tsu o 'Las analectas' de Confucio. Fuentes de la empresa han explicado a EL MUNDO que de momento no tienen previsto incorporar 'El Corán', pero por razones de planificación editorial, ya que el catálogo para los próximos tres años esá cerrado.

En Japón la muerte a manos del ISIS del periodista Kenji Goto, además de indignación, levantó una debate acerca del desconocimiento acerca del mundo musulmán. Por esa vía defiende East Press su publicación desde el anuncio del tomo en su página web: "Para entender a la comunidad internacional moderna y al Islam, intentemos experimentar las escrituras donde todo está escrito".

No me saques

La vía de acercamiento japonesa, que nunca muestra el rostro del Profeta, sigue la de la película 'El mensaje', de 1977, en la que participaba Anthony Queen. Allí, Mahoma permanecía siempre fuera de encuadre. También la popular serie de dibujos animados 'Érase una vez...' mostró a Mahoma de espaldas. Una versión más respetuosa, aunque, para expertos como Pedro Rojo, presidente de la Fundación Al Fanar, probablemente no debió de estar exenta de polémica.

"La impresión es que el debate se ha cerrado del lado integrista. No discuto el acercamiento al estilo de la película 'El mensaje', que sin duda ofenderá a menos gente, pero soy pesimista", opina Rojo. "Hubo un momento en que en España se publicó una portada de 'El Jueves' con los dioses de las tres grandes religiones, pero hemos visto luego aquella portada que hacía un chiste con que no se atrevían a representar a Mahoma. Creo que resume muy bien la evolución de los últimos años".

Rojo insiste en que "ninguna ley islámica prohíbe representar figuras humanas. Es una cuestión cultural que luego se ha extendido y que no tiene nada que ver con la religión. Y hay que distinguir como se aplica en el Islam suní o chií, además. Pero esta radicalización es de los últimos 20 años. Entre los 50 y los 70 no había problemas, e incluso en países como Siria o Líbano se publicaron cómics representando al Profeta sin ningún incidente".
hispanohablante, cree que "hay que ser conscientes de que ahora mismo, con la representación más inofensiva se puede crear una reacción. Y también hay que ser respetuosos con los musulmanes hartos de tener que pedir perdón por un loco o dos que no creen que les representen".
El presidente de Al Fanar, fundación dedicada al conocimiento del mundo árabe en el entorno