Banner

sábado, 20 de junio de 2015

'Vivir, revivir, sobrevivir': cómo vencer al cáncer con optimismo (dos veces)


La escritora Kelly Corrigan definió como "una hormona de crecimiento de la empatía" lo que para la cantante y actriz Olivia Newton-John fue "una ayuda para priorizar la vida y agradecer cada día", y a lo que la artista Melissa Etheridge se refirió como "un regalo". Como éstos, otros cientos de testimonios en primera persona dan cuenta de la misma experiencia como un saldo positivo, aún refiriéndose a algo que haría temblar de miedo a la mayoría de personas: el cáncer.

Álex Santaló, dibujante catalán, es uno de los últimos creadores que se ha animado a mostrar la luz de la dura experiencia de pasar por esta enfermedad,  gráfica '17: vivir, revivir, sobrevivir'.

"El cómic relata las dos veces que he tenido cáncer. La primera cuando tenía 17 años y la segunda a los 34, y cómo lo afronté en las dos ocasiones. Y de como en ambos casos, los cómics, el cine y la fantasía en general me ayudaron a pasar esos momentos dramáticos de la mejor manera posible", explica Santaló.

Mediante un grueso de viñetas en blanco y negro, que simbolizan el miedo y dolor inicial de enfrentarse al cáncer, el autor narra la diferente perspectiva de afrontar el revés con 17 años, "cuando estás aprendiendo a vivir", y con 34, "cuando tienes la vida ya estructurada". Además, Santaló alterna el blanco y negro dominante con ciertas viñetas en color que simbolizan el mundo de la ficción y la fantasía, tan necesaria para evadirse de una cruda realidad.

Y es que, para el autor, el cine y los cómics tuvieron un papel imprescindible en su recuperación, ayudándolo a salir de ese estado 'zombie' en el que él mismo se dibuja.

"Sí. Tras meses de quimioterapia, el cuerpo se agota. Te arrastras y te dejas llevar arriba y abajo. Las últimas sesiones de tratamiento se han convertido en una nebulosa de habitaciones de hospital en mi memoria, y supongo que así debe ser la vida de un zombie. Sin el apetito por los cerebros. Es ahí donde entra la capacidad de poder evadirte y meterte en otras realidades, lo que sirve para pensar en otras cosas, para olvidar por esos momentos lo que estás pasando. Y ayuda, muchísimo", asegura Aleix Santaló.

Sin embargo, para el artista, el papel más importante en su doble victoria lo jugaron su familia y amigos, quienes le ayudaron a salir adelante y a tomarse con filosofía, y con ese humor tan característico que también refleja el cómic, el mal trago de su enfermedad.

"El cómic es un agradecimiento a todos los que estuvieron a mi lado: familia, amigos y doctores. En un cáncer, la familia lo pasa mucho peor que el afectado", afirma el autor, quien pudo poner la guinda a su obra con un prólogo de Eric Abidal, el célebre ex futbolista del FC Barcelona que también superó un complicado cáncer de hígado.

De esta forma, como Abidal y como tantos otros héroes sin nombre, Álex Santaló enfrentó el cáncer con la victoria como única perspectiva, haciendo buena la excelente frase del también mítico futbolista Giampiero Boniperti: "ganar no es importante, es lo único que cuenta".

Ahora, Álex sigue adelante con su vida y sus nuevos proyectos, consciente de la importancia de saborear el regalo de la sufrida victoria. Y es que, como bien nos enseña el dibujante, todos tenemos la obligación de disfrutar el momento, y de hacerlo con más ganas por aquellos que perecieron en similares batallas. Como Santaló, Corrigan o Newton-John, debemos aprender del dolor y sentirnos privilegiados de poder disfrutar esos días marcados a fuego en el calendario. Hoy es ese día.