Banner

lunes, 31 de agosto de 2015

Marta Gómez-Pintado, de Carroll a Chesterton



Para atreverse con los personajes caricaturescos de G. K. Chesterton, Marta Gómez-Pintado (Madrid, 1967) releyó más de una docena de veces El hombre que fue Jueves.“Necesitaba empaparme antes de empezar a dibujar para que en la cabeza se formase la imagen antes de coger el lápiz”, recuerda. Después todo fluyó “muy natural”. Barbas de chivo, cejas vampirescas, binóculos, levitas, bombines y chisteras ayudaron a conformar a la panda de anarquistas, policías y poetas que pueblan las disparatadas aventuras de la obra publicada en 1908, considerada la pieza maestra de Chesterton.

Sin saber a ciencia cierta por qué, Gómez-Pintado se encontró pensando en ella cuando el editor de Nórdica, Diego Moreno, la invitó a elegir un clásico para adaptar al lenguaje de las viñetas. “Lo había leído hacía muchos años y recordaba que me había reído mucho. Se me vino a la cabeza como una inspiración, fue algo extraño, no tengo una explicación”, detalla. La idea, desde luego, fue bastante más súbita que su ejecución.

Para culminar el libro ha necesitado una entrega de dos años y la paralización de otros proyectos artísticos. Marta Gómez-Pintado es de esos creadores bicéfalos, que se maneja por igual entre las demandas del dibujo y las de la pintura desde que se licenció en Bellas Artes. “Hay épocas en las que he pintado más, y otras en las que dibujo más, pero siempre he hecho las dos cosas”. Con la excepción de su trabajo como profesora en asociaciones de vecinos y en talleres extraescolares en colegios —“lo que me deja tiempo para dedicarme a lo mío”—, se volcó en la recreación de las peripecias de Gabriel Syme, el hombre llamado a ser Jueves en el grupo anarquista y detective camuflado en la brigada de Scotland Yard.

Publicado en mayo, el libro ha sido su primera incursión en el cómic, aunque no en la ilustración de clásicos. Desde que se estrenó en 2009 con su recreación de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll, para Nórdica Libros, ha dibujado también las aventuras del Lazarillo de Tormes y El extraño caso del Doctor Jekyll y Míster Hyde, además de una rareza editorial de Pablo Neruda y Miguel Ángel Asturias. En 1965, cuando ambos escritores todavía no habían recibido el premio Nobel de Literatura (Asturias lo obtuvo en 1967 y Neruda, cuatro años después), publicaron un libro sobre gastronomía húngara, donde recogían sus vivencias entre camaradas comensales por Budapest y alrededores. Experiencias de sibaritas al otro lado del Telón de Acero, que Marta Gómez-Pintado ha acompañado medio siglo después.