Banner

lunes, 22 de febrero de 2016

Diario Jaén:Pasión por el cómic, de la que ha hecho su forma de vida


Sorprendido. Así se mostró el dibujante Paco Nájera, natural de Jabalquinto y que desde hace años vive en Linares, al saberse uno de los galardonados de los Premios Reino de Jaén “Sierra Morena. Comarca Norte”: “Siempre es bienvenido que se acuerden de uno”, manifestó.

Dibujante e ilustrador, se dedica desde sus inicios al género humorístico. “Los cómics me han gustado desde que era un crío. Siempre he sido muy aficionado a leer tebeos y de ahí, probablemente, vendría el estímulo para dibujar. Y luego ya, alrededor de los dieciocho años, para intentar introducirme en el dibujo de cómics”, recordó con respecto a sus comienzos.

En la actualidad apenas quedan revistas de cómics, puesto que, por lo general, lo que salen son monográficos. Pero apunta que en otros tiempos eran muy populares. Así, el hecho de trabajar en cabeceras como “Mortadelo y Filemón” o “Zipi y Zape”, de ediciones B, le supusieron un importante revulsivo, ya que se trataba de revistas que leía de pequeño. De forma más emotiva, reconoció, lo que le llegó más hondo fue elaborar un pequeño monográfico, “una serie que era la que más me gustaba”, el “Capitán Trueno”. “Yo dibujé un cuaderno con guion de Víctor Mora, el último que escribió”, aseveró. Paco Nájera reconoce que resultó complicado hacer de su afición su trabajo: “La industria del cómic en España es muy floja si la comparamos con otros países, como puede ser Francia, que es la meca del cómic y donde es muy potente. Allí, además, tiene una consideración similar a la de la literatura. En España, la industria es un poco raquítica y arrastra una carga peyorativa de otros tiempos, donde se consideraba un subproducto para niños y que tenía una entidad cultural muy bajita”. Aun así, afirmó, afortunadamente, en los últimos años, se constata un cambio en la consideración cultural, “pero todavía, no así en la industria”.

Por el momento, combina diferentes trabajos puesto que, indicó, en el campo de la ilustración es fundamental tocar diferentes palos “para intentar vivir de ello”. De esta forma, compagina el dibujo de cómics con el publicitario y las caricaturas.

El último trabajo que realizó fue para la Diputación Provincial de Cádiz. Una serie histórica en torno a la Constitución de 1812, compuesta por doce tomos con otras tantos dibujantes distintos, de tal manera que se encargó de uno de ellos. Anteriormente hizo otro en relación con la crisis para la editorial Panini, y en la actualidad tiene una serie en curso, llamada “Tartessos”, que considera su proyecto más ambicioso. “Fue una iniciativa abierta de la que ya se han publicado cuatro tomos y preparamos, el quinto”, manifestó, satisfecho.