Banner

viernes, 27 de enero de 2017

El País:El dibujante que convierte las citas de Trump en portadas de cómic


Los cómics ya tienen su respuesta al gobierno de Donald Trump. Y lo hacen de las maneras más divertidas. El primero en hacerse eco, apenas días después de que el magnate lograra la victoria, fue curiosamente el español Pablo Ríos, que contaba hace unos días a Tentaciones que escribió su sátira de 44 páginas en apenas un mes: "Yo ya sabía que iba a ganar". Pero uno de los puntos de vistas más originales lo ha capturado el ilustrador Robert Sikoryak, al que se le ocurrió mezclar la historia del cómic con las declaraciones más célebres y salidas de tono del presidente. Lo que comenzó como una broma en internet, está a punto de germinar en un contrato con una editorial.

"Necesitaba responder por mí mismo a Trump. No sabía si a mis lectores les gustaría, pensaba que quizás estuvieran cansados de escuchar sus citas, pero necesitaba hacerlo. No sé si tenemos la responsabilidad de responder, pero todos tenemos derecho a hacerlo", explica Sikoryak por correo electrónico días después del mensaje de Meryl Streep al presidente en los Globos de Oro. La idea de este dibujante, experto en adaptar historias de literatura clásica y poesía en viñetas, era simple: tomar las citas más famosas de Trump para elevarlas en algunas de las portadas más reconocibles de la historia del cómic. "Se me ocurrió antes de las elecciones. Trump decía las cosas más salvajes, y quería catalogarlas. Cuando se convirtió en presidente electo, vi que era una necesidad".

Las cubiertas son todas paródicas, pero las palabras, por exageradas que parezcan, son literales. Trump lucha como Magneto contra la Patrulla X: "Vamos a ganar tanto, que quizás nos cansemos de ganar y nos diréis: 'Ganáis demasiado". Otra le enfrenta a Speedy Gonzalez: "Cuando México envía a su gente, no son los mejores. Traen drogas, crimen y violadores".

Y es que, aunque en su boca parezcan las palabras de un rimbombante villano, Sikoryak buscaba realismo, incluso si el proyecto fue creado casi como una broma para su tumblr personal: "Mi proceso siempre envuelve mucha documentación. Recordaba muchas citas, pero busqué los documentos literales, y, de paso, encontré muchas más. Solo quería utilizar lo que dijo, no sus tuits, y solo lo que había dicho durante las elecciones. No quería poner en su boca nada ajeno. Así que no hay nada anterior a 2015. En los cómics, volví a mi propia colección. Lo más difícil era unir las citas con las portadas correctas. Eso fue un trabajo duro".

Sikoryak, que ha publicado de manera independiente 16 de las portadas en blanco y negro en papel y que ya ha recibido una oferta de una editorial para expandir su trabajo, se considera uno más en una saga de parodias políticas asentadas en las lecturas de EE UU: "Me acordaba de ver algunas parodias anti-Obama llamadas Tea Party Comics. No estaba para nada de acuerdo con lo que decían, pero eran llamativos y apasionante. Esa fue la inspiración", reconoce este autor: "La sátira es algo que los cómics hacen muy bien, y tenemos una gran tradición gracias a revistas como MAD, en la que han aparecido algunas de mis ilustraciones".

Pero Trump no es nuevo en los cómics. Su fama le ha hecho convertirse a las viñetas en numerosas ocasiones durante décadas, y no solo en parodias. En 1988, su incipiente carrera política le llevaba a aparecer en las páginas de Iron Man 227; un año más tarde, DC se inspiraba en la portada de su libro más famoso, The art of the deal, para crear la biografía del villano Lex Luthor; y en 2008 amenazaba con denunciar a Luke Cage. En julio de 2016, Marvel, que en 2008 incluyó a Obama como presidente de su universo incluso en una portada, se atrevió a transformar a Trump en uno de sus villanos más extravagantes y exagerados, el cabezón MODOK, mientras que Deadpool se hacía su famoso peinado en una de sus cubiertas, y eso que el consejero delegado de la editorial, el desconocido Ike Perlmutter, fue uno de los grandes donantes de la campaña presidencial.

Seguro que esta no será la última vez que lo veamos durante los próximos años. "Estoy convencido de que lo que sucede ahora en el mundo real se trasladará también al mundo del cómic", sentencia Sikoryak recordando otras alegorías como cuando el Capitán América se enfrentó a una especie de Nixon malvado tras el Watergate.