Banner

sábado, 27 de mayo de 2017

El País:Los Reyes se apuntan a los cómics y a las autoras jóvenes


Miles de obras, numeroso público, mucho calor, dos jefes de Estado y una reina para la mayor cita de los libros en Madrid. Los Reyes y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, han inaugurado este viernes la 76ª edición de la Feria del Libro en el Parque del Retiro en un ambiente bullicioso y abrasador. Felipe VI ha aprovechado esta edición, que tiene a Portugal como país invitado, para participar por primera vez como rey en la apertura del evento, con motivo de la presencia de Rebelo de Sousa, con el que le une un profundo vínculo.


El cortejo, del que formaban parte el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis; el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, y la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, ha recorrido durante poco más de una hora buena parte de las instalaciones, que este año cuentan con 367 casetas y 488 expositores situados a lo largo del Paseo de Coches.

Los Reyes y el presidente portugués han visitado una veintena de casetas, de las que se han llevado medio centenar de libros de diversos géneros, la mayoría de los cuales han sido regalados por las editoriales y las librerías, a pesar de que Felipe VI y la reina Letizia han insistido en pagar.

El Ministerio de Cultura, con casetas al principio del recorrido, ha obsequiado a los Reyes y al presidente de Portugal con el libro De la fotografía al azulejo y el catálogo de de la exposición Tesoros de la Hispanic Society of America. La reina ha recibido la novela Sin noticias de Gurb, de Eduardo Mendoza; La habitación de Nona, de Cristina Fernández Cubas, y Geografía humana y otros poemas, de Gloria Fuertes.

En algunas de las casetas los Reyes y Rebelo de Sousa solo han saludado y han hecho observaciones sobre algunos de los libros del mostrador, como en la de los Libros del KO, en la que la Reina, recordando sus tiempos de periodista, se fijó en un libro que ha había leído, Una historia personal, de la que fue editora de The Washington Post Katherine Graham. En otras, como Cervantes & Compañía, han cargado con volúmenes como Kanada, de Juan Gómez Bárcena, un retrato del silencio y las obsesiones de un superviviente del Holocausto.

En el mostrador de Alfaguara, el Rey se ha mostrado interesado en el libro Homo Deus. Breve historia del porvenir, del profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén Yuval Noah Harari, un volumen en prosa que explora los proyectos, los sueños y las pesadillas que acompañarán al siglo XXI. En esta misma caseta, la Reina se ha llevado el cómic Filmish, de Edward Ross.

También han metido en la mochila una buena muestra de la joven literatura española en el puesto ocupado por La Bella Varsovia, Artistas Martínez y Harpo, editoras especializadas en autores españoles de entre 30 y 40 años. Aquí han saludado a la ganadora del Premio Princesa de Girona de las Letras del pasado año, Elena Medel, y se han llevado ocho libros, entre ellos, el de poesía Nieve antigua, de María Sotomayor, la antología Raíces, y El arrecife de las sirenas, de Luna Miguel.

Las grandes editoriales les han regalado varios lotes de libros. Planeta les ha obsequiado con Ana, de Roberto Santiago; El laberinto de los espíritus, de Carlos Ruiz Zafón; La parte escondida del iceberg, de Màxim Huerta, o El regreso del catón, de Matilde Asensi. Por su parte, SM, les ha entregado una selección de literatura infantil y juvenil, como La nueva vida de Yamala, de Alejandro Fernández, que narra la huida de la guerra de una niña y su nueva vida de refugiada; Antes del primer día, de Juan Carlos Palomino; Princesas dragón: el misterio del huevo dorado, de Pedro Mañas. También Anaya ha proporcionado un lote de sus libros a la Reina y los dos jefes de Estado, como Perros que duermen, de Juan Madrid; El Guernica recobrado, de Genoveva Tusell o El chico de la flecha, de Espido Freire.

En la caseta de la Real Academia Española el Rey y Rebelo de Sousa se han fijado en Léxico hispánico primitivo, que ha motivado el comentario del presidente portugués: “El léxico antiguo es los que une a España y Portugal”. El presidente de Portugal ha confesado que no es la primera vez que está en la Feria del Libro pero que esta “es la mejor”. “Muy completa, muchas ediciones, para todas las generaciones, muy impresionante”.

Los Reyes y Rebelo de Sousa han mantenido tras la inauguración de la Feria del Libro un almuerzo en el Palacio de La Zarzuela. El presidente de Portugal ha definido a los Reyes como “amigos de Portugal y amigos personales”.

La seguridad se ha reforzado este año tras el reciente atentado de Mánchester (Reino Unido) durante el itinerario de los Reyes y el presidente de Portugal, impidiendo a los asistentes a la feria las fotografias y selfies habituales en otros actos. La feria, en esta edición bajo la dirección de Manuel Gil, se prolongará hasta el 11 de junio.