Banner

martes, 16 de mayo de 2017

Walter Hill, un director de cine que se pasa al cómic


Ese es el espíritu que comparten estas dos adaptaciones al cómic realizadas por los franceses Matz (Alexis Nolent) y Jef; sobre todo este Balas perdidas que cuenta la historia de Roy Nash, un asesino a sueldo condenado a cadena perpetua al que un capo de la mafia saca de la cárcel a cambio de que le haga un favor: cazar a tres matones que le robaron un botín y mataron a uno de sus hombres. Para asegurarse su colaboración, los gángsters también usan a Lena, una antigua novia de Roy.

"Balas perdidas"

El protagonista deberá infiltrarse en los bajos fondos de Los Ángeles de la Ley Seca, enfrentándose a la mafia local, a policías corruptos y a sus propios jefes. ¿Cuáles serán sus auténticas motivaciones, el dinero, la venganza o el amor?

Sorprende que una historia como está, tan americana, haya sido realizada por dos autores europeos como Matz y Jef (que también es músico). Así lo señala el propio Walter Hill en una entrevista que incluye el cómic, y en la que confiesa su estupor cuando la editorial francesa se puso en contacto con él para pedirle algún guion que no hubiera conseguido rodar. Hill dijo que tenía hasta una treintena y les ofreció este Balas perdidas que, curiosamente, fue su primer guion Y nunca intentó llevarlo al cine, ni después de sus grandes éxitos.

Destacar que sus autores consiguen que el cómic sea casi una película gracias a su excelente ritmo, sus grandes viñetas en las que plasman paisajes y decorados de los Ángeles que a todos os sonarán, y al estupendo color de Jef que da al cómic un aspecto muy cinematográfico. Casi podríamos hablar de la “fotografía” de este cómic.

Una historia lleva de intrigas, pasiones, sexo y violencia, en la línea de las grandes películas de Walter Hill.

'Cuerpo y alma'

El cómic fue un éxito; y los mismos Matz y Jef adaptaron otro guion de Hill con los mismos ingredientes (y más sexo): Cuerpo y alma, en el que cuentan la historia de Frank Kitchen, un asesino a sueldo conocido por su eficiencia y discreción. Pero si eres tan bueno en tu trabajo te creas enemigos y uno de ellos urden un plan de venganza de lo más maquiavélico (con un giro de guion casi delirante); porque la peor venganza no siempre es la muerte.

La venganza, el suspense y los estallidos de violencia vuelven a ser los protagonistas de la historia que se ambienta en nuestro presente y nos lleva a Nueva York y San Francisco, en un cómic sorprendente en el que vuelve a destacar la estupenda adaptación de Matz. Con un ritmo trepidante, acción y violencia a raudales y unos personajes sólidos e interesantes

A lo que hay que añadir los cinematográficos dibujos de Jef y su estupendo coloreado, que terminan por dar al cómic la apariencia de una película.

Pero, aunque la historia sea actual, se mantiene la iconografía de los gánsters, con sus trajes impecables, los callejones oscuros, los locales sórdidos…

Casi al mismo tiempo que este cómic se publicó en Francia, el propio Walter Hill dirigió la película The Assignment (2016), la adaptación de la misma historia al cine, en un trepidante thriller protagonizado por Michelle Rodriguez y Sigourney Weaver, aunque las críticas no han sido tan buenas como las del cómic.

Un director mítico
Sus películas más conocidas son la mítica The Warriors (1979), una película de culto sobre un grupo de pandilleros acosados por sus enemigos; Forajidos de leyenda (1980), un western que debe mucho a su admirado Sam Peckimpah (con el que comparte su obsesión por estilizar la violencia); y Límite 48 horas y su secuela 48 horas más (1982-1990) que lanzaron al estrellato a Eddie Murphy.

Además de haber escrito el guión de La huida (Sam Peckimpah) y haber participado como productor en la saga de Alien (desde su primer título) e incluso haber ideado la historia de Aliens (James Cameron, 1986), cuyo guion definitivo escribiría el propio Cameron.

En los últimos tiempos se ha centrado más en la producción (Prometheus, Alien: Covenant), aunque en 2013 dirigió Una bala en la cabeza, una entretenida historia con Stallone de protagonista, y el año pasado volvió a la dirección con The Assignment, un thriller protagonizado por Michelle Rodriguez y Sigourney Weaver que adapta el mismo guion que el cómic Cuerpo y alma, como os hemos mencionado